• video

Atraer y retener al personal y la relación con el Método Gung Ho.

  1. gung-ho-3-728

gung-ho-3-728Posiblemente ya has escuchado sobre la técnica Gung Ho (el método de la ardilla, el castor y el ganso); tal vez para muchos sea ya una técnica antigua, que no tiene nada nuevo que aportar: sin embargo en lo personal, me regresa a una pregunta esencial ¿qué tan lista está mi organización para atraer, recibir retener al  nuevo talento y al ya existente?

Seas una empresa plenamente productiva o una empresa que enfrenta algún obstáculo, la verdad es que para poder mantenerte y desarrollarte necesitarás del compromiso de tu talento (capital humano), para alcanzar los objetivos de la organización.  El talento humano requiere sentirse motivado y estar enfocado en los objetivos estratégicos, esta técnica proporciona muchas líneas para ello.

El espíritu de la ardilla, cuyo objetivo es que las personas descubran la contribución o el valor que su trabajo aporta a la misión y objetivos estratégicos de la organización mediante el trabajar juntos hacia una meta compartida, con una aportación de valor hacia algo, teniendo como guía los valores en la toma de decisiones, ayudan a fortalecer el compromiso (engagement) individual y la cultura organizacional, fomenta y potencializa el trabajo en equipo, fortalece los valores en sí.

El espíritu del castor apoya en el mantenimiento y control de la estrategia para alcanzar la meta ya que define el terreno de juego de cada quien con claridad, cada quien conoce sus responsabilidades y funciones en la línea de juego (apoya grandemente en el empoderamiento de nuestro talento), la dignidad, sentimientos, pensamientos, sueños y necesidades de cada miembro, se respetan y se escuchan; así mismo, permite que las personas incrementen su auto-estima ya que les ayuda a refirmar y/o descubrir nuevas capacidades que los llevan a enfrentar de manera positiva los retos que enfrentan; en otras palabras, facilita la práctica de estructuras más planas, más flexibles que agilizan la toma de decisiones, que desarrollan la integración y trabajo de equipo, facilita el empoderamiento y el desarrollo de las capacidades del personal.

El espíritu del ganso  ¡qué mejor organización que aquella donde se comunican los logros, se reconocen y se celebran! el mejor impulsor es saber que los resultados de nuestras decisiones y acciones son reconocidas, recompensadas y celebradas.

Cuando nos sentimos actores y parte de un proyecto, de una meta estamos hacia un camino de desarrollarnos e integrarnos más, las acciones de hoy invitan a nuestro talento a ¿permanecer o buscar otros mares donde navegar? en ti está la respuesta.

Janin Ricalde

 

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone
Posted in:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *